jueves, 30 de abril de 2009

Disparatada "fuga de cerebros"

Como ya sabéis, me encanta el cine. Una de mis aficiones favoritas es ir a ver películas de géneros y países de procedencia diversos. Ayer me acerqué a ver Fuga de cerebros, una comedia española de reciente estreno.
La cinta, que cuenta con un reparto amplio y heterogéneo, en el que se mezclan tanto jóvenes rostros del cine y la televisión (Amaia Salamanca, Mario Casas, Alberto Amarilla y Canco Rodríguez), como intérpretes veteranos en papeles secundarios (Loles León, Antonio Resines y Mariano Peña), sigue la línea de disparatadas comedias americanas como American Pie.
Sin embargo, tiene personalidad, gags de gran comicidad, un desarrollo un tanto alocado, y cierto tono sentimental y reflexivo. Además, aunque incurre en algún que otro tópico (y en ella se observa una intención claramente comercial), ofrece una interesante visión sobre el valor de la amistad y la capacidad de superación de los jóvenes discapacitados.
Fuga de cerebros, en sí, cumple con su propósito de entretener al público, sin grandes pretensiones, pero con un reparto más que correcto, haciendo que espectadores de todas las edades acaben cogiéndole cariño a esta peculiar pandilla encabezada por el personaje interpretado por Mario Casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada