martes, 1 de febrero de 2011

Sobre "Anatomía de un instante", de Javier Cercas


Coincidiendo con el inminente 30 aniversario del frustrado golpe de Estado del 23-F, y siguiendo una costumbre típica en mi persona (en los últimos tiempos) de releer obras ya leídas, acabo de terminar la relectura del ensayo Anatomía de un instante, de Javier Cercas.
La obra (por la cual su autor fue galardonado, el pasado año 2010, con el Premio Nacional de Literatura), además de no centrarse exclusivamente en la imagen que la mayor parte de la sociedad española aún asocia a la frustrada asonada (la fotografía del teniente coronel Tejero, pistola en mano, encaramado a la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados) arroja bastantes luces sobre nuestra convulsa y reciente Transición de la dictadura franquista a la democracia (que no fue ni tan buena ni tan mala, como nos intentan hacer creer unos y otros), y destaca por su gran calidad literaria. Además, se puede resaltar también el hecho de que, a mi juicio, en sus páginas, Cercas rehabilita a dos figuras políticas tremendamente defenestradas y denostadas por la sociedad española en esa época y posteriores años: la figura del ex-presidente del Gobierno Adolfo Suárez, y la del ya fallecido general Manuel Gutiérrez Mellado (vicepresidente primero en diversos gobiernos de Suárez). Todo ello, desde cierta imparcialidad y ecuanimidad, muy agradecible en esta época actual de intransigencias y fundamentalismos políticos.
Dicen que el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. Por eso, en estos tiempos que corren, en los que la amnesia, el olvido colectivo y el revisionismo están a la orden del día, este libro de Javier Cercas se convierte en un más que valioso testimonio historiográfico, de obligada lectura para todos los españoles mayores de 14 años, por su ya condición de clásico moderno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada